Las nuevas tecnologías están produciendo grandes cambios en la sociedad actual, modificando hábitos y acciones en los ciudadanos y transformando su día a día. Las nuevas tecnologías invaden las aulas, los deberes se hacen a través del campus virtual, e Internet se convierte en la herramienta única e imprescindible para la búsqueda de información.

Los alumnos necesitan dominar el uso de las nuevas tecnologías para su futuro profesional. Deben estar preparados para afrontar un mundo cada vez más “tecnológico”. Según los expertos, está comprobado que las TIC mejoran el aprendizaje y reducen el tiempo y los costes de la enseñanza.

Pero las nuevas nuevas tecnologías son una arma de doble filo para los jóvenes, y si por un lado ofrecen enormes ventajas para cuestiones como mejorar su educación y desarrollo, potenciar el aprendizaje creativo, o aportar nuevas formas de entretenimiento; por otro lado conllevan riesgos importantes como consecuencia de un mal uso.

Desde el Atelier queremos ofrecer a los padres una serie de consejos respecto al uso de estas nuevas tecnologías:

1. Conocer Internet y su funcionamiento

Es muy importante que como padres conozcamos y aprendamos cómo funciona Internet, cómo se usa  y qué nuevas tecnologías están asociadas a él. Sólo así se podrá educar a los hijos de una manera correcta, guiarlos en la elección adecuada y así evitar que accedan a páginas o contenidos inapropiados para ellos.

2. No prohibir su uso

Prohibir al acceso a las nuevas tecnologías puede ser contraproducente, en especial en el caso de los adolescentes. Los niños deben aprender los hábitos de un buen uso de las tecnologías a través de los padres, con sus recomendaciones, de forma que nos convirtamos en un ejemplo positivo para ellos.

3. Pactar unas normas de uso

Es muy bueno pactar unas normas de uso de las tecnologías apropiadas para los niños según su edad (horarios, tiempo de uso, contenidos), lo que ayudará a mantener un equilibrio con sus otras actividades . Es recomendable crear un horario, juntamente con el niño, para pactar el uso de las tecnologías durante la semana.

4. Acompañar sus acciones

Es importante interesarse por las actividades que realizan los niños en la Red. De qué aplicaciones disponen y qué uso les dan. Es recomendable intentar participar con ellos en alguna actividad en Internet, para así socializar con su “mundo tecnológico”. Una buena estrategia es ubicar el ordenador en un espacio transitado de la casa, como el salón, de manera que controlemos el tiempo de conexión y que se convierta en un uso a la vista de toda la familia.

5. Educar con responsabilidad

Es necesario enseñar a los hijos a usar las TICs con responsabilidad, con respeto hacia los demás y hacia uno mismo. Hay que avisar a los niños de las consecuencias que puede tener un mal uso de ellas y los peligros que pueden tener. Es preciso mostrarles que la privacidad es muy valiosa y que debemos cuidarla. Internet debe ser un espacio de convivencia positiva, donde se comporten educadamente y se eviten situaciones conflictivas.

6. Aceptar la realidad digital

Hay que aceptar la realidad del entorno digital, ya que está presente en nuestra sociedad y tarde o temprano tendremos que afrontarlo con nuestros hijos. Por ello es mejor hacerlo con naturalidad, desde el conocimiento de la Red y sabiendo que existen herramientas para ayudarnos a educarlos responsablemente, y también para ayudar a los padres que lo precisen en ese aprendizaje.

Si seguimos estos consejos nos será más fácil educar a nuestros hijos para que aprendan a convivir de forma adecuada en este nuevo mundo de la tecnología.

Sandra Camillieri

Grau en Pedagogia

Professora de L’Atelier de Sarrià

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.